Para gustos, reptiles.

En esta fotografía de una Pitón arborícola verde (Morelia virdis), podemos observar perfectamente las escamas que son tan características de los reptiles. Y es que, cuando alguien pronuncia la palabra reptil, nosotros en lo primero que pensamos es en seres escamosos, de color verde, y que se arrastran por el suelo. Pero la realidad es que los reptiles presentan formas muy variadas y muy alejadas de ese estereotipo al “estilo dragón”.

Cuando hablamos de reptiles, nos referimos al clado Sauropsida, también conocido como Reptilia, en el cual encontramos los típicos representantes de estos animales, como las serpientes, los lagartos, los cocodrilos, o las tortugas.

Un clado es un grupo, una familia de animales que recibe un nombre. Estos grupos suelen incluir otros grupos más pequeños que a su vez incluyen otros clados más pequeños hasta que llegamos al nivel base, que son las especies por separado. Los clados sirven para identificar familias de animales, y así poder referirnos a ellos con exactitud. Estos grupos los deciden los científicos que estudian las relaciones filogénicas de los animales. Es decir que se guian por el parentesco que tienen las especies, y los grupos entre si.

El clado, o clase Sauropsida, es un grupo monofilético. Cosa que quiere decir que todos los animales que pertenecen a él descienden de un ancestro común que dió lugar al grupo. Por lo tanto, podríamos definir a los reptiles como un grupo formado por el ancestro común entre (por ejemplo) la tortuga Caretta caretta y el colibrí Archilochus colubris, y todos sus descendientes. Cosa que incluye a grupos tan variopintos como los Ictiosaurios, los Pterosaurios, las Serpientes, o los Dinosaurios, grupo dentro del cual se encuentran las Aves.

Cladograma simplificado de los reptiles. Se pueden consultar cladogramas detallados en la página web de Tree of Life.

Así que los reptiles no son todos iguales, ni mucho menos. No todos los reptiles se arrastran reptando por el suelo, ni todos son de color verde, ni todos son de sangre fría, ni todos tienen una piel escamosa. Si agrupásemos a estos animales según estos criterios lo que obtendríamos serían varios grupos parafiléticos, y no tendrían validez taxonómica. Lo que cuenta, a la hora de definir un grupo, son las relaciones de parentesco que existen entre sus integrantes y con los demás grupos. Así, podemos estudiar la evolución, y podemos interpretar las historias que nos cuentan los abundantes fósiles que nuestros paleontólogos desentierran de los estratos del Mesozoico, la edad de oro de los reptiles.

En aquella época existió una gran diversidad de reptiles marinos, muy bien adaptados a su medio, como por ejemplo los Plesiosaurios, esos de cuatro aletas y cuello largo, como el ficticio monstruo del lago ness. O los Ictiosaurios, que tenían un diseño hidrodinámico en forma de torpedo, muy parecido al de los peces, o al de los delfines. También había reptiles voladores, como los Pterosaurios, de los cuales se han descrito especies gigantescas, y otras diminutas.

Pero el gran grupo de reptiles mesozoicos por excelencia es el de los Dinosaurios. Éste fue un grupo enorme que dominó la tierra durante 160 millones de años, colonizando todo tipo de hábitats y desarrollando muchísimas formas distintas. Pero de entre todas ellas, solo un grupo sobrevivió a la extinción masiva del Cretácico-Terciario (K/T) hasta llegar a nuestros días; las Aves. Un grupo de dinosaurios emplumados muy cercanos a los famosos velocirraptores, y al clásico rey de los dinosaurios, el Tyrannosaurus rex.

Cuesta ver a las aves como reptiles, ¿verdad? 🙂

Pero hay que tener en cuenta que reptil es todo aquel que desciende de ese ancestro común más reciente que tienen todos estos grupos de animales, ya sean grupos actuales, grupos nuevos, o grupos extintos.

Como podemos ver, el concepto de lo que es un reptil que tenemos, y el concepto científico de lo que precisamente es, difiere bastante.

Pero, si el ancestro común más reciente del cual descienden todos los reptiles decimos que fue el primer reptil, entonces… ¿Cómo eran los animales que dieron lugar a ese ancestro de los reptiles? Pues posiblemente fueran animales muy parecidos a los reptiles basales, tanto que seguramente nos resultaría imposible trazar una línea entre ellos y discernir entre lo que es un reptil y lo que no lo es. Pero debemos ajustarnos a nuestra definición de lo que debe ser un reptil, y por lo tanto, los animales de los cuales desciende nuestro teórico ancestro no pueden ser reptiles.

Para ellos existe también un clado, un grupo más grande que engloba entre otros a los reptiles, los Amniotas. Este grupo de animales fue el que inventó el huevo típico de los reptiles y otros animales, permitiéndolos, a diferencia de los anfibios, colonizar ambientes terrestres sin la dependencia de un medio acuático para criar. En este grupo de amniotas también encontramos a otra clase de animales muy importante, los Sinápsidos.

Nosotros, los mamíferos, somos sinápsidos. Pero nuestras características más propias, como el pelo, las glándulas mamarias, la homeotermia, o nuestros dientes especializados, no aparecieron de golpe y porrazo, sino que fueron apareciendo al ritmo que evolucionaban nuestros antepasados sinápsidos. Y como ocurre en el caso anterior, el ancestro común más reciente de todos los sinápsidos desciende de animales muy parecidos a él.

Reptiles y Mamíferos tenemos pues, un ancestro común que situamos en el clado de los Amniota. Entonces, es deducible, que cuando nuestras dos ramas se separaron del árbol, sus individuos aun guardarían muchas similitudes entre si.

Dimetrodon sp. Gentileza de BioImagen. http://www.marcopineda.com

Esto sucede claramente en el grupo tradicionalmente denominado “reptiles mamiferoides”. Que obviamente, no son reptiles propiamente dichos, pero que se parecen mucho a ellos, ya que estos linajes no llegaron a evolucionar tanto. Un ejemplo de ello es el popular Dimetrodon, un pelicosaurio del Pérmico, que a pesar de su aspecto y su gran tamaño, nada tuvo que ver con los dinosaurios.

Esos animales ya mostraban características parecidas a las que heredaríamos los mamíferos. E incluso algunos de nuestros peludos parientes todavía hoy preservan algunas características reptilianas, como los extraños monotremas.

Como veis, reptiles los hay para todos los gustos. Pero para reptil típicamente reptiliano, villano y cruel, para monstruo de fábula, para devorador de “Bambis”, mi favorito tal vez sea el infame Dragón de Komodo.

Caretta caretta
Anuncios

13 comentarios

  1. Me has sembrado dudas. Voy a ver si alguna regius es endotérmica que así me ahorro la electricidad de los terrarios 😀

  2. Muy bueno Hexo, me revienta que cuando enseñan en primaria lo de los reptiles, los mamiferos, etc…, te ponen las aves como si no tuvieran ningún parentesco con los reptiles, y mucho menos ni te insinuan que son dinosaurios.

    Parece increíble que con lo claro que está científicamente que las aves son dinosaurios y que la mayoría de la gente, y lo que es peor, los profesores de primaria (cuyas ideas no cambian en las cabezas de los niños a no ser que estos estudien biología) no tengan ni la más remotísima idea de ello. Eso me revienta.

  3. Ya te digo Enrique, en Biología pre universitaria la verdad es que los profes no estan muy puestos en estos temas. Y es que la evolución parece que les de un poco de alergia.

  4. Sinceramente Hexo, puedes sentirte orgulloso, el artículo ¡esta genial!, claro, entretenido, didáctico y muy técnico al mismo tiempo.

    A ver si coincidimos, por el Facebook para hacerte unas preguntillas en tiempo real (no te asutes es para que me aclares algunas cosillas de wordpress)…

    Saludos

  5. Muy buen post para acalarar de donde c****** vienen los mamiferos, y explicar que no vienen de los llamados reptiles.

    A mi tambien me pasa lo que comentais de los profesores. Yo creo que cuando tenga un hijo, me va a resultar dificil explicarle que lo que le enseñan en el cole es mentira, mas bien desfasado.

    saludos.

  6. Saludos Hexo, como siempre un artículo genial con excelentes imagenes.
    Paro siempre he tenido la duda de que si realmente reptil es sinónimo de saurópsido, o si podemos llamar reptiles a los miembros de un grupo parafilético -como hacemos con los peces- que se podría definir como todos los amniotas excepto aves y mamíferos.
    Gracias.

    • Por cierto, Rata, muchas gracias por lo de las imagenes. Me alegro de que te hayan gustado. ^^

      Estas fotos las tomo expresamente para vosotros. Si quereis alguna en alta resolución, pedídmelo por mail y os la envío.

  7. Pues ese es el concepto clásico de la clase Reptilia. Existiendo también la clase Aves. Pero esto no es correcto y por eso lo explico. Es como si llamásemos “instrumentos musicales” a todos los instrumentos musicales excepto a los violines, los cuales excluimos de la clase “instrumentos musicales”. No se si me explico.

    Lo de los peces yo la verdad es que no se donde se supone que comienza y donde termina… Yo opino que todo será más sencillo en el futuro, cuando todos tengamos más asimilados estos conceptos de clasificación y nos sepamos referir correctamente a los animales.

  8. Un tema fascinante y polémico el de la clasificación de los amniotas. Y con difícil solución, pues ni entre los biólogos logra alcanzarse un acuerdo.
    A partir de los primitivos anápsidos se formaron dos vías evolutivas, una que llevó hasta los sinápsidos y la otra para los saurópsidos. si consideramos a estos dos como grupos monofiléticos (que lo son), ¿que pasa con los anápsidos? Se convierte en un clado polifilético, porque tiene al ancestro común pero no a todos sus descendientes.

    En cuanto a las aves y los dinosaurios, digamos que lo que tenemos hoy es resultado de años de educación impartida por meapilas XD

  9. Saludos, creo que a veces, cuando un término pierde su validez taxonómica, pero su uso está muy extendido en el lenguaje coloquial (como en el caso de los peces), podemos seguir aplicándole -por lo menos coloquialmente- dicho término a sus antiguos integrantes.
    Puse este ejemplo porque si intentáramos definir “peces” cladísticamente, creo que quedaría algo parecido a esto:
    Pisces: Último ancestro común de Eptatretus stoutti y Tiktaalik Roseae más todos sus descendientes.
    Entonces todos los vertebrados seríamos peces.
    Por eso mi duda se limita a si reptil es lo mismo que saurópsido.

  10. Si reptil excluye a las aves, entonces no es lo mismo que sauropsido, eso está claro. Y si definimos el clado Pisces tal como propones, entonces sí seríamos peces. Es complicado el tema, sip.

  11. He actualizado esta entrada con una magnífica ilustración de un Dimetrdon cedida por Marco Pineda. Podeis consultar su obra en su página “BioImagen” http://www.marcopineda.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: