Día del Orgullo Primate

Desde el blog Sin Dioses llega la iniciativa de instaurar el día 24 de Noviembre como el Día del Orgullo Primate.

El trabajo llevado a cabo por generaciones de hombres estudiosos e investigadores de la historia natural que siguen el método científico, y por ello denominados científicos, concluye que nuestro origen, el origen del ser humano, no tuvo lugar mediante una espontánea creación divina por la inspiración de algún tipo aburrido y sin mejor cosa que hacer que la de crear monigotes a su imagen y semejanza para divertirse torturándolos. Ni tampoco por un Monstruo Espagueti Volador que va por ahí flotando en el cosmos, invisible, creando cosas con su mágico apéndice tallarinesco (lo siento brothers). No.

Pasaron muchos siglos, con la ciencia en pelotas dominada por los dogmas religiosos de la creación, hasta que el fenómeno que fue bautizado como evolución se hizo tan evidente a los ojos de muchos científicos que algunos se dedicaron a formular hipótesis que explicasen ese hecho.

Continua leyendo en El ojo de Darwin.

El chimpancé entrometido

Pero por qué te agachas hombre, si ya estábamos de pie. 🙂

Divagaciones en torno a Ardi.

evo monkeysPues en estos momentos estamos teniendo una interesante conversación sobre las diferentes adaptaciones y posibles orígenes de éstas en el grupo de los grandes simios y los gibones (Hominoidea) en el foro de PaleoFreaks. Hablando sobre la famosa Ardi (Ardipithecus ramidus), he expuesto algunas ideas que quisiera también compartir en mi blog para haceros partícipes:

Una adaptación hacia un medio puede hacer que, si ésta es muy especializada, cuando el animal regresa al medio anterior, puede haber cambiado tanto, adaptándose hacia la anterior función, que deba para ello readaptarse al medio original por otra vía, ya que susodicha adaptación puede afectar a una estructura anteriormente usada en esa dirección haciéndola parcial o totalmente inservible.

El ejemplo de las focas creo que es perfecto para exponer esta suposición: Las focas descienden, como el resto de mamíferos marinos, de animales cuadrúpedos, adaptados especialmente a caminar por tierra firme. Sus miembros estaban originalmente colocados perpendicularmente al suelo, debajo del cuerpo, y fueron totalmente funcionales para correr, escarbar o incluso trepar, en algún punto de la evolución de estos carnívoros. Pero las focas, se han especializado tanto en la natación que han transformado sus miembros traseros en algo muy parecido a una aleta caudal. De hecho es tan asombroso el parecido que me dejó fascinado cuando observé que las focas nadan ¡moviendo el cuerpo de lado a lado como los peces! Y esto hace que sus miembros posteriores, ahora dirigidos hacia atrás, sean a diferencia de los de otros pinnípedos como los leones marinos o las morsas, totalmente inservibles para el desplazamiento en tierra. Por ello, las focas desarrollaron una forma de desplazarse en tierra distinta y tal vez innovadora en mamíferos. Aunque esta no sea demasiado elegante. XD

En este vídeo se puede ver a una foca nadando y desplazándose en tierra (¿tiene algún nombre en concreto su forma de “reptar”?):

Bien, pues algo parecido creo que sucede con los simios. En nuestro caso, los antepasados de nuestro linaje en lugar de haberse adaptado al desplazamiento en un medio acuático como los pinnípedos, estos se adaptaron, efectivamente desde formas cuadrúpedas ancestrales, a la vida en los árboles, y desarrollaron para ello ciertas adaptaciones. En este caso, unas manos especiales para agarrarse a las ramas, con una forma determinada, que terminaron siendo tan distintas que perdieron parte de su funcionalidad para el desplazamiento del animal en tierra.

Un buen ejemplo de esto es el gibón:


Por otro lado, los demás grandes simios parece que escogieron una nueva forma de desplazarse a cuatro patas, innovadora también. Y al parecer, gorilas y chimpancés coincidieron bastante en esto, siendo un ejemplo más de evolución convergente.

Pero nosotros, nuestro linaje, tal vez desde Ardi, empezamos a explorar con gran éxito el bipedismo. Liberando así las manos, lo cual parece ser la clave de nuestro desarrollo.

Bueno, esa es mi hipótesis por el momento. A ver qué os parece a vosotros.  🙂